TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • 2017 Año Mundial del Turismo Sostenible
  • App Rutas Divertidas
  • TURINEA Card
  • Monplanar

Ruta de las Cuevas y Arte Rupestre de Euskal Herria

Siguiendo esta ruta atravesamos Euskal Herria de oeste a este, desde Karrantza hasta Donamartiri.

Los primeros humanos vivían en grupos para protegerse de animales salvajes y para cazar. Como nómadas, debían desplazarse de unos lugares a otros en función de la climatología, ya que la recolección y la caza dependían de las estaciones. Precisamente para resguardarse de las inclemencias del tiempo, comenzaron a cobijarse en cuevas.

Ya en las cuevas, con la vida cada vez más sedentaria, empezaron a surgir las primeras manifestaciones artísticas: las pinturas rupestres. Sus colores más habituales eran el rojo y el negro, ya que encontraban esos tintes con facilidad. Para el rojo empleaban óxido de hierro y para el negro, carbón y bióxido de manganeso.

CUEVA DE VENTA LAPERRA. KARRANTZA

Esta cueva se encuentra en el barrio La Cadena, a muy poca distancia de las de Pozalagua. En ella se han encontrado restos de Neandertales de hace unos 70.000 años, y también de Cromañones. Consta de una pequeña sala de unos 40 m2 en la que se pueden apreciar ocho grabados prehistóricos tanto en las paredes como en el suelo. Se atribuyen a la primera época del Paleolítico Superior, coincidiendo con el nacimiento del arte rupestre (hace unos 25.000-30.000 años). Se considera que pueden ser 20.000 años más antiguas que las pinturas de Santimamiñe.

Los grabados más característicos son el de un oso, el de un bóvido sin cabeza ni cola y el de un Bisonte.

Actualmente no es visitable. En el documento PDF indicamos la dirección de la página web del Gobierno Vasco para hacer un recorrido virtual de ésta y de otras cuevas.

CUEVA DE POZALAGUA. KARRANTZA

Está cerca del barrio de Ranero bajo la peña de mismo nombre. Se accede a través del edificio de acogida. Tiene 225 m. de largo con cuatro simas gemelas de 40 m. de profundidad. Fue descubierta casualmente en 1957 por la explosión de una barrena en la cercana cantera. En su galería principal se puede contemplar la mayor concentración de estalactitas excéntricas del mundo (en lugar de caer perpendicular, se abren como las ramas de un árbol).

CUEVA DE ARENAZA. GALDAMES

Se trata de una cueva de grandes dimensiones que fue ocupada desde la prehistoria hasta la época romana. En la actualidad se ha restringido su acceso para protegerla. Si queremos visitarla es necesario un permiso de la Diputación Foral de Bizkaia.

Nada más entrar nos encontramos con una gran sala, pero además posee varias galerías que le dan una gran longitud. Dentro de ella son de destacar las pinturas rupestres. En una pequeña sala aparecen numerosas figuras de ciervas, la mayoría de las cuales se encuentran en mal estado de conservación debido al progresivo desconchado de las paredes. Se han datado en el año 14.000 a.C. aproximadamente.

CUEVAS DE SANTIMAMIÑE. KORTEZUBI

La cueva de Santimamiñe se encuentra situada al pie del monte Ereñozar y a 150 m. sobre el nivel del mar. Próxima a ella se alza la ermita de San Mamés, que da nombre a la cueva. Fue descubierta en 1916 de forma casual por unos niños vecinos del lugar.

Es un yacimiento muy completo y único en Bizkaia. Su serie de niveles arqueológicos es de gran valor, dado que comprende la mayor parte de la vida prehistorica en Bizkaia.

Las pinturas que posee de bisontes, flechas, caballos, osos y ciervos, así como de formas geométricas indescifrables con más de 13.000 años. Son trazos en línea o contorno y realizadas sólo en tienta negra.

En la actualidad en la visita a la cueva sólo se entra al vestíbulo, donde se están desarrollando los trabajos de excavación arqueológica. El resto de las salas no se visitan para evitar su deterioro. La visita guiada se completa en la sala de proyecciones de la oficina de información donde se muestra un recorrido virtual en 3D a la totalidad de la cueva y el santuario paleolítico.

CUEVA DE EKAIN. DEBA

Aunque esta cueva se encuentra situada en el municipio de Deba, el acceso a ella debe realizarse por Zestoa. Se descubrió en 1969 y según el estilo de los rastros encontrados en ella, parece ser que datan de unos 12.000 ó 14.000 años.

En su interior existen 64 pinturas y 6 grabados bien conservados. Los animales representados son caballos, bisontes, ciervos, cabras montesas, osos y un salmón.

Para poder visitarla es necesario un permiso ya que está cerrada al público. Existe una réplica, a 600 m de la original, en la que se han reconstruido las pinturas además del ambiente de la cueva, lo que permite conocer este importante patrimonio a todas las personas que lo deseen.

CUEVA DE ALTXERRI. AIA.

Fue descubierta en 1962 en parte gracias a la explosión de un barreno de una cantera cercana que ocasionó un boquete en la ladera del monte desde el cual se puede acceder a su interior.

Tiene una longitud de más de 2 km. y queda dividida en dos galerías a distinto nivel con varias simas. Existen en su interior 150 representaciones de varias especies animales. Resulta interesante encontrarnos con otras especies poco frecuentes como la serpiente, o incluso con otras totalmente desconocidas en el País Vasco, como el reno, el antílope saiga, la liebre ártica y el glotón.

Se cree que han desaparecido algunas pinturas de la cueva por culpa de la elevada humedad. Las que han quedado no se encuentran en un buen estado de conservación. Además es muy difícil recorrer sus grutas debido a su trazado abrupto. Por estos motivos se encuentra cerrada al público durante todo el año.

CUEVAS DE URDAZUBI-URDAX, ZUGARRAMURDI (NAVARRA) Y SARA (LAPURDI)

En Urdax comienza la ruta para visitar estas cuevas que se puede realizar en coche o a pie, ya que hay un sendero que une las 3 poblaciones con un recorrido bien señalizado de 7 km.

Las cuevas de Urdax, en el barrio de Leordas, llamadas de Ikaburu, son el yacimiento prehistórico del Paleolítico Superior más importante de Navarra. Su descubrimiento se sitúa alrededor del año 1808.

Están atravesadas por el río Urtxuma que, junto con el tiempo y las corrientes de aire, ha ido erosionando la roca hasta crear un escultórico conjunto de formas físicas, estalagmitas y estalactitas en sus diferentes salas. El recorrido está bien iluminado, dura 40 minutos y se hace acompañado por un guía. El nombre del pueblo, cuya traducción significa agua y puentes, define bien lo que se puede ver: calles recorridas por varios canales.

Las cuevas de Zugarramurdi han sido esculpidas por las aguas del Infernuko Erreka, río que las atraviesa, dándoles forma de amplio túnel. Sirvieron de escenario para los ritos paganos que se celebraban antes de la llegada del cristianismo. La leyenda cuenta que las brujas y brujos se reunían en estas cuevas para celebrar akelarres. Todavía hoy existe la tradición de celebrar una representación teatral el sábado anterior a San Juan. Es un día de afluencia masiva, ya que acude gente de todas partes.

Para llegar a la cueva de Sara se puede optar por el coche a seguir un sendero. La visita dura 1 hora, es guiada y se realiza en diferentes idiomas. Primero se visiona una proyección que explica la formación geológica y, a partir de aquí, comienza el recorrido por las diferentes galerías. En la parte externa encontramos un museo con los restos prehistóricos que se han ido rescatando del interior.

CUEVAS DE ISTURITZ Y OXOCELHAYA (BAJA NAVARRA)

La cueva de Isturitz empezó a ser estudiada en el primer tercio del siglo XX, siendo uno de los yacimientos paleolíticos más interesantes de Europa. El estudio de sus estratos muestra una ocupación reiterada desde el Paleolítico Medio hasta la Edad de Bronce. El arte de esta cueva consta de grabados y relieves de piedra, asta y hueso.

Entre los huesos encontrados pertenecientes al Paleolítico Superior destacan una hemimandíbula y restos menores de un adulto, además de piezas de niños, jóvenes y adultos.

La cueva de Oxocelhaya tiene un gran interés histórico y cultural, al igual que Isturitz de la cual está a unos 20 m por debajo. En su interior presenta pinturas y grabados que no resultan fáciles de ver a primera vista. Precisamente para facilitar su visión se han colocado paneles informativos que orientan la visita.

Esta cueva también tiene un especial interés geológico. Presenta varias salas, todas ellas espectaculares, en las que podemos admirar lo que es capaz de crear la naturaleza con el paso del tiempo.

Hay una visita conjunta a las dos cuevas de 1h. de duración. También hay un museo que recoge la historia de la zona y abarca temas como la geología, evolución, flora, fauna…

Localización

Latitud: 43.117310   |   Longitud: -2.660721

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5

Valoracion de los usuarios: 4.7 / 5

EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717