TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • TURINEA Card
  • Ruta TURINEA 2017

Ruta de las Masías y las Alquerías Protegidas de la Comunidad Valenciana

UN POCO DE HISTORIA

Con matices, las masías son un tipo de construcción rural que también ha tenido históricamente un peso muy importante en la Comunidad Valenciana, cuyo arraigo se extendió por toda la antigua corona de Aragón. En la Comunidad Valenciana, en muchos casos se recurrió al adobe para su construcción, sobre todo en aquellos lugares en donde la piedra escaseaba.

Además, como elemento diferencial con las masías catalanas, en muchos casos disponían del característico mirador o torre, en donde frecuentemente se habilitaba un palomar. Éste era utilizado para el desarrollo de la colombicultura, además de tener una función de vigilancia para prevenir posibles ataques hostiles.

En la Comunidad Valenciana, las primeras masías vinieron a sustituir o complementar a las alquerías, otra de las típicas construcciones tradicionales valencianas. El término alquería es de origen árabe y designaba a pequeñas comunidades agrícolas, situadas en las inmediaciones de las ciudades.

En la huerta valenciana, donde tradicionalmente siempre han sido más abundantes, corresponde a una explotación agraria importante, habitualmente en tierras de regadío, a diferencia de la barraca, propia del minifundio. A finales de la Edad Media la alquería-fortaleza evolucionó hacia formas más modernas, con aspecto de pequeño palacio, siempre habitadas por señores rurales.

MAS EL CUQUELLO

El hotel rural Mas El Cuquello, es una antigua masía restaurada del siglo XIX, dentro de una parcela de 12500 metros cuadrados, ubicada entre pinadas, almendros y amplios jardines. Está situada en la comarca del “Alt Maestrat”, en el término municipal de Culla y a escasos 30 minutos de Castellón, en el interior de la provincia. El origen de este municipio se remonta a la Edad Media, estando hasta principios del siglo XIII bajo dominio musulmán. Culla fue entonces reconquistada por Jaime I de Aragón, gracias a las tropas comandadas por Blasco de Alagón en 1233, pasando a formar parte de la Orden del Temple en 1303 hasta su disolución por el Papa Clemente V. Desde 1313 pasó a depender de la Orden de Santa María de Montesa.

MASÍA DE SAN JUAN

Se trata de un edificio agrícola residencial fortificado, que se encuentra en el camino a Gátova, próximo a la población de Altura, en la comarca del Alto Palancia. Es de origen árabe y ampliado en los siglos XVIII-XIX. Perteneció durante siglos a la Cartuja de la Vall de Cristo, por lo que dependía económica, social y administrativamente de la orden cartuja.

Acorde a las necesidades de la época, esta masía fortificada tenía una doble funcionalidad, residencial y defensiva, algo que queda de manifiesto a simple vista. Por un lado, se puede apreciar una estructura exterior diseñada para repeler ataques y, al igual que otras masías fortificadas como la de Cucalón, un recinto amurallado que engloba el resto de instalaciones de carácter residencial, que quedan protegidas ante posibles intentos de incursiones.

El origen de este tipo de masías fortificadas viene de la Edad Media, en un contexto en el que en este territorio de la sierra Calderona se daban frecuentes incursiones militares.

MASÍA DURBÁ

La importancia histórico-cultural de la Masía Durbá (Masía de la Rata) no reside en el esplendor que pudiera haber tenido en un momento dado, ni en el papel que pudiera haber jugado en la historia local. Más bien estriba en la simple superposición a lo largo de la historia de las diferentes civilizaciones que han pasado por estas tierras. De este modo, deja ver el valor social que ha representado en todo momento, pues ha sido sustento y base económica para los pueblos que en diferentes épocas la han poblado. Es justamente en esa continuidad y capacidad de trasformación donde reside su fuerza.

ALQUERÍA DE MASCARÓS

Es una hermosa alquería valenciana situada en el centro de un extenso naranjal, a escasa distancia del mar por el este y del tramo final del río Millars por su lado norte. Su construcción data del siglo XVIII, seguramente reemplazando a alguna edificación anterior que podría incluso remontarse a la época de la conquista de Burriana por el rey Jaime I de Aragón, el Conquistador, en 1233.

El naranjal, en cuyo centro se encuentra la Alquería, ocupa terrenos cedidos por el rey Jaime a los Caballeros del Temple en el repartiment de las tierras tras la conquista. Al extinguirse el Temple en 1307, la Orden de Montesa se hizo cargo de sus posesiones en el Reino de Valencia. Fue seguramente la propietaria de la actual finca y de las edificaciones que contuviera hasta su desamortización en 1820, cuando fue adquirida por la familia Mascarós, oriunda de Alcora y asentada en Valencia. En 1822 se convirtió en una finca pionera de la zona en el cultivo de la naranja, cultivo que se extendería a la práctica totalidad de la comarca a partir de 1840, al terminar la primera guerra carlista.

MASÍA DE ALDAMAR

Es una espectacular finca de naranjos que se encuentra a tan sólo 15 kilómetros del centro de Valencia, por la salida de Madrid. Esta masía, que data del siglo XV, fue reconstruida a finales del siglo XIX. Originariamente era una finca de aceite y vid, razón por la que conserva su almazara, con sus antiguas prensas para la elaboración de aceite. También se puede contemplar una bodega centenaria, con sus cubas de roble y con contenedores cerámicos de alto valor histórico.

ALQUERIAS DE MOSSEN POVO

Es un conjunto de cuatro alquerías que forman una unidad monumental. La más antigua tiene su origen en las fundaciones árabes de las alquerías en Valencia. Con la mampostería de construcción característica de los conquistadores musulmanes, da origen a las construcciones de ampliación posteriores.

El grosor de los muros y paredes, la forma de fábrica tapial y su composición con gran cantidad de cal, así como la dureza de las mismas, indican que esta primera obra es la que aparece en el “Llibre del Repartiment” de Jaime I. Son las primeras donaciones de propiedades de Habrahim Alfachar en Benimahabet al noble caballero Sancho de Stada, que acompañó al rey en la conquista de Valencia.

ALQUERÍAS DEL PARQUE DE MARXALENES

El Parque de Marxalenes, situado en el barrio del mismo nombre en la ciudad de Valencia, es un ejemplo de la historia evolutiva del paisaje de la plana litoral valenciana, con representación de diferentes tipos de vegetación característicos de los bosques mediterráneos. También se deja constancia de la importancia que el agua ha tenido para esta región a lo largo de la historia, en especial para la huerta, con representaciones de lagunas, albercas y acequias.

Dentro de este recinto se hallan una serie de alquerías, que estaban semiderruidas y prácticamente olvidadas, recuperando todo su esplendor y volviendo a ser protagonistas. Se trata de las alquerías de Barrinto, la alquería de la Luna, la del Foraster, la de Voro Baus y la de Félix. También había una fábrica de aceite y la primera Estación del Ferrocarril metropolitano y cocheras de finales del siglo pasado.

Todas las alquerías tienen un uso municipal en la actualidad, pudiendo ser visitadas la alquería de Barrinto (sede de la Biblioteca municipal Joanot Martorell) y la alquería de Félix, destinada a dotación museística dentro de este gran parque urbano. Esta última, cuyo origen data del siglo XIV, se trata de un trabajo de rehabilitación muy valorado por ser una pieza única de la arquitectura popular valenciana. En este período inicial se construyen tres de los cuerpos o estancias actuales, que componen el conjunto de vivienda agraria bajomedieval. Es mucho más modesta que la cercana alquería de Barrinto, de esencia señorial.

Conserva el secadero de hojas de tabaco y criadero de gusanos de seda, del que quedan hoy en día los llamados llits de cucs. Estas andanas sederas o llits se relacionan con la industria de la seda que se desarrolló en multitud de alquerías de L´Horta durante el siglo XVIII y principios del XIX.

FINCA SAN AGUSTÍN

La Finca San Agustín, antiguamente Can Tomás o Heredad Don Tomás, es una finca cuya casa data del siglo XVIII, que consta en el Catálogo de Edificios Protegidos en Medio Rural de Ontinyent, referenciado como “Casa d´En Tomas: R-037”. En la actualidad, ha sido completamente restaurada con materiales de construcción originales de la vivienda, respetando los muros de mampostería, los pilares de ladrillo, las vigas de madera y las cubiertas de teja árabe.

En toda la rehabilitación integral realizada se han mantenido los materiales originales de esta construcción del siglo XVIII. Ubicada en un entorno rural, esta finca de 800.000 m2 cuenta con grandes valores paisajísticos e históricos, ya que la finca linda con la vereda real que antiguamente servía de tránsito para personas y mercancías, lo que contribuyó a erigirla como un paso estratégico.

En el interior de la finca podemos encontrar una bodega ó celler del siglo XVII, que se encuentra a unos 500 metros aproximadamente de la casa principal. Tiene más de 20 tinajas enterradas, utilizadas antaño para el almacenamiento y manipulación de la cosecha de aceite. El celler se considera de la época de los asentamientos de los moriscos en la Vall d'Albaida.

CASA GRAN DE EL CASTELL DE GUADALEST O CASA ORDUÑA

Esta casa fue construida después del gran terremoto de 1644 que arrasó la comarca y asoló las dependencias del castillo. Al igual que “El Molinet del Governador”, antiguo “Molí de Selles”, perteneció a la familia Orduña, de origen vasco, que fueron los señores feudales de la villa de Guadalest durante casi 300 años.

La decoración se adapta a los gustos estéticos de la burguesía, que vivió los cambios políticos de la segunda mitad del siglo XIX. Fue una casa grande en un pueblo pequeño, inmersa en un ambiente rural y endogámico, muy alejada geográficamente de las influencias de las ciudades importantes.

Ocupa un solar irregular. Por el este se apoya y supera las rocas, por el oeste es vecina de la iglesia parroquial, llegando a ocupar espacios encima de las capillas de la parte de la epístola. La edificación se soporta mediante muros de carga de albañilería. Madera, yeso y ladrillos cerámicos forman parte de su construcción, contando con cuatro niveles y una bodega, todos ellos accesibles por diversas escaleras.

MOLINET DEL GOVERNADOR

Es un antiguo molino harinero que toma su nombre de su antiguo dueño, perteneciente a la familia Orduña y Gobernador de la provincia de Alicante. Los Orduña fueron los antiguos señores feudales de la villa, tras su llegada al Reino de Valencia con el Infante Fortuna de Navarra. Posteriormente pasaron al servicio de los Cardona, almirantes de Aragón y, de hecho, D. Sancho de Cardona recibió en 1543 el título de marqués de Guadalest. Al gozar los Orduña de toda la confianza de los marqueses, fueron enviados a Guadalest y actuaron durante casi 300 años como alcaides de la fortaleza y gobernadores del marquesado, atesorando gran poder territorial.

Suponía un elemento más que denotaba el gran poder económico que ostentaban los Orduña. Tomaba agua del río Guadalest por un canal del que todavía quedan restos de un acueducto, conduciéndola hasta una balsa junto al molino. Desde allí, el agua llegaba a un salto que aún se conserva en el interior de la casa y caía a unos siete metros de altura, para dar la fuerza motriz necesaria para hacerlo funcionar y moler el cereal, principalmente trigo.

CASA MUSEO LA BARBERA DELS ARAGONÉS

Es un antiguo mas cuya construcción data de finales del siglo XVI. Con el tiempo se transformó en un palacete en el que predomina una atmósfera del siglo XIX. Pertenecía a la importante familia Aragonés, llegada a Villajoyosa con la Reconquista. El fundador de la saga, Juan Aragonés, era un caballero templario a las órdenes del rey Jaime I y de ahí el escudo templario de la familia y la presencia de este símbolo en varios objetos. La familia desempeñó altos cargos políticos e importantes responsabilidades militares durante los siglos XIII a XX, para desaparecer sin descendencia a finales de este último.

El paso del edificio y su entorno a propiedad municipal propició su rehabilitación y musealización, esta última a cargo de la Sección de Arqueología, Etnografía y Museos del Ayuntamiento de Villajoyosa. La casa museo se inauguró el 10 de mayo de 2005 con ocasión de la primera reunión itinerante de la Mesa de las Cortes Valencianas.

La visita a La Barbera es un viaje en el tiempo, a una atmósfera del siglo romántico, en la que tienen mucho que ver los sentidos (olfato, oído, vista y, en caso de visitantes con discapacidad visual, también el tacto).

Localización

Latitud: 39.690280594818034   |   Longitud: -0.72509765625

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5
EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717