TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • App Rutas Divertidas
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • 2017 Año Mundial del Turismo Sostenible
  • TURINEA Card

Ruta de las Possessions mallorquinas protegidas

UN POCO DE HISTORIA

Las possessions son el tipo de hábitat rural disperso propio de Mallorca, con zonas de vivienda y otras dependencias para la explotación agrícola-ganadera de un extenso territorio circundante. El término possessió viene del siglo XVI y sustituyó a los originarios nombres árabes por el nombre o linaje del propietario, precedido de la partícula Son. El sistema de explotación tiene su origen en muchos casos en la época del Repartiment, tras la conquista de la isla de Mallorca por parte del rey Jaime I de Aragón a los musulmanes entre 1228 y 1231. Tras la misma, se donaron casas y terrenos a los nobles aragoneses, catalanes y en definitiva a todos los que participaron en la cruzada.

Los propietarios de las possessions eran conocidos como senyors. Alquilaban las possessions a los amos, que eran quienes explotaban la tierra con trabajadores llegados de pueblos cercanos, especializados para las diferentes labores.

Así, podíamos encontrar a los tafoners, responsables de la producción de aceite, los temporers, encargados de recoger la cosecha en cada temporada, los calciners que producían la cal, los porquers responsables de la ganadería porcina, los carboners que producían el carbón o los marjadors, tan necesarios para levantar los característicos muros de piedra seca, que jalonan principalmente la abrupta orografía de la Serra de Tramuntana en el norte de la isla, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Las cases de possessió se dividían en diferentes tipologías según su función: la casa del senyor o de los amos, la tafona (la almazara en donde se producía el aceite), la capella (capilla), el celler (la bodega), las torres de vigía o los molinos. Las dependencias anexas solían estar dispuestas en torno a la clastra, un gran patio interior a cielo abierto, más parecido a una pequeña plaza. Algunas clastres son una verdadera maravilla desde el punto de vista estético y arquitectónico.

SON MAS

El edificio actual corresponde a las antiguas casas de possessió de la Alquería de Son Mas. La primera documentación existente sobre la ocupación de la colina donde se sitúan viene de los restos arqueológicos encontrados en la década de los años 90. Dan pistas sobre un conjunto de estructuras de cabañas y edificaciones, probablemente rectangular, de época talayótica. Además, se encontraron también gran cantidad de restos romanos, lo que indica la existencia de una villa o fortificación romana.

La edificación actual tiene una superficie aproximada de 3.600 metros cuadrados construidos y en 1998, una vez adquirida por el Ayuntamiento de Andratx, el conjunto fue objeto de una reforma interior de distribución y tejado.

SON ESTEVE

Es conocida también con la designación árabe de Alcaniç. Según los expertos, podría designar hostal o posada (de la raíz Al-jana) o bien iglesias (de la raíz al-kna’is o hanisa). Las actuales casas se encuentran situadas dentro de una plana, en el sector sudoeste de la Serra de Garrafa. Presiden la entrada natural al valle de Andratx a través del coll Andritxol, dominando gran parte del sector central de la vall d’Andratx.

La fachada principal, orientada al noroeste, muestra tres bloques diferenciados. Por un lado, las casas de los senyors a la izquierda, con un alzado de tres plantas que presentan dos ventanas en la planta baja, un balcón, una ventana balconera en el primer piso y dos ventanas alargadas en el piso superior. Por otro lado, el portal forà de una única planta, con una terraza superior justo al centro. Por último, la torre de defensa de planta cuadrada.

SON PUIG

El origen de la possessió de Son Puig, como en otros casos, viene de la época de la dominación musulmana de la isla. En 1362 aparece documentada por primera vez como la alquería des Puig, mientras que en 1425 era reconocida como la alquería de Berenguer de Tagament. Más tarde, en 1481, la adquirieron los hermanos Nicolau y Rafel des Puig, adoptando su nombre actual. Tras fallecer Rafel en 1515, el inventario de bienes detalló que la propiedad contaba con una bodega, una almazara y un molino de sangre, de tracción animal.

En el catastro de 1685, Son Puig es la tercera possessió en importancia de Puigpunyent, detrás de Son Fortesa y Son Net.

MONESTIR DE MIRAMAR

Miramar es una finca-possesió que albergó un monasterio en el siglo XIII. Está situada en el término municipal de Valldemossa, en la Serra de Tramuntana. Fue fundado por Ramón Llull en 1276 y amparado por el Rey Jaime II de Mallorca. Su misión principal era la de enseñar lenguas orientales para difundir el cristianismo. Es uno de los lugares históricos más interesantes de Mallorca.

En este pequeño monasterio residieron muchos personajes. Además de Ramón Llull, vivieron los lulistas Bartolomé Caldentey y Francesc Prats, quiénes instituyeron una importante escuela Lulística, precursora de la Universidad. También introdujeron aquí la primera imprenta de Mallorca. Miramar fue la cuna espiritual de Santa Catalina Tomàs, pues en su iglesia siguió las directrices del ermitaño Padre Antonio Castañeda, en 1550. Por ese motivo ingresó en el convento de Santa Magdalena de Palma como monja de clausura.

Dentro de la casa, en la planta baja, abierta a visitantes, se conserva el antiguo suelo del Monasterio del siglo XIII, donde estuvo la primera imprenta, así como también la cocina original de los monjes.

A la salida de la casa por la fachada de Ponent, se contempla una magnifica vista sobre el mar. Un sendero permite acceder a los miradores y el camino continúa hacia el famoso jardín italo-árabe, llamado “jardín de la Torre del Moro”.

SON MARROIG

Es una preciosa possessió que se encuentra ubicada al lado de la carretera que va de Valldemossa a Deià. Después de pasar por varios propietarios, en el año 1877 el Archiduque de Austria Lluís Salvador la compró en propiedad, con el fin de llevar a cabo sus estudios de la naturaleza, ya que la consideraba como una de las casas mejor situadas de Mallorca.

Son Marroig cuenta con un espectacular mirador, dónde se alza un elegante templete de mármol de Carrara de estilo jónico, que le da una magia especial a este lugar. Desde aquí se puede contemplar una espectacular panorámica, con el mar de fondo, gobernado por el saliente natural de tierra de Sa Foradada.

Uno de sus elementos arquitectónicos más característicos es la Torre de Son Marroig. Posiblemente fue construida en el siglo XVI y su finalidad era la de proteger las casas de las incursiones de los corsarios, que aprovechan el cobijo de Sa Foradada para desembarcar.

Hoy es una casa–museo abierta a las visitas.

SA PEDRISSA

A lo largo de los siglos XVII y XVIII, la acción de los piratas y corsarios musulmanes dificultó la explotación de la finca. Por este motivo, en 1612 el Gran i General Consell ordenó construir una atalaya de defensa en los acantilados de la punta de Deià, dentro de los terrenos de Sa Pedrissa.

Al sur de las casas hay un gran aljibe, de sección rectangular. Desde aquí, un camino hacia el norte lleva al mirador del Cingle d’en Visc, con vistas espectaculares sobre sa Foradada, una pequeña península situada entre Deià y Valldemossa.

En la segunda mitad del XIX y la primera del XX, Sa Pedrissa fue un lugar de intensa actividad de contrabando. Este hecho fue recogido en la película “El secreto de la Pedriza”, en el año 1926, dirigida por Francesc Aguiló Torrandell y producida por Balear Films.

En el año 1997, Sa Pedrissa fue declarada “Bien de Interés Cultural”, con categoría de Lugar Histórico. En la actualidad, ha sido reconvertido en un hotel rural.

BALITX D’AVALL

Es una antigua possessió, paradigma de la finca rural mallorquina de montaña, que data del siglo XVI. El nombre de Balitx es de procedencia árabe y hay diversas opiniones acerca de su significado, pero la que más predomina es “alquería” (varias casas juntas). La casa es típicamente de montaña, de piedra pequeña, con una entrada por la que se accede a la cocina de payés, la torre de defensa y el resto de dependencias. Este acceso se realiza mediante un arco, típico de las construcciones mallorquinas, que da a la clastra o patio, por el que a su vez se accede a la tafona o almazara. Cuenta con su prensa y un impresionante trull, con su tremuja y el rutlo, que es la piedra que era tirada por un mulo para triturar las aceitunas, preparándolas para la prensa. En la actualidad se han rehabilitado dos antiguos graners, donde els traginers dejaban la aceituna para poder molerla y también se mantiene la prensa y un quintà, que era la piedra que hacía de contrapeso a la viga que movía la prensa. Asimismo, un safareig d’oli completa las instalaciones, que era donde se guardaba el aceite y al que se accede a través de la clastra. La antigua cocina payesa, junto a la tafona, representa un testimonio de la vida rural del valle en el siglo pasado.

Hoy en día, la finca ha sido reconvertida en agroturismo.

RAIXA

El primer conde de Montenegro, Ramón Despuig i Rocabertí, compró Raixa en 1660, convirtiéndola en la possessió emblemática de la familia. En el siglo XVIII, los sucesivos condes reformaron y ampliaron las casas como fue habitual durante el período barroco. Ya entonces había huertos de recreo, denominados de Les Llimoneres, de la Gruta y Hort Nou.

Los protagonistas de la última transformación fueron los hermanos Joan y Antoni Despuig i Dameto. El primero fue el IV conde de Montenegro y VII de Montoro. El segundo, Antoni, siguió una ambiciosa carrera eclesiástica que culminó con el nombramiento de cardenal el 1803 por parte del papa Pío VII.

El cardenal Despuig es uno de los personajes más relevantes de la Ilustración en Mallorca. Destacó como mecenas y coleccionista de arte y de antigüedades con ocasión de sus largas estancias en Italia.

Raixa es famosa sobre todo por los jardines que rodean la casa y se extienden por la vertiente meridional de Sa Muntanyeta. Estos jardines pudieron realizarse gracias a la adquisición del agua de la fuente de Pastoritx (Valldemossa) en 1807. El gran aljibe proyectado por el ingeniero Francisco Rigaud de Tirgalle (1753) se transformó en la alberca actual, que tiene 98 metros de largo, 11 de ancho y siete de profundidad.

Hoy en día, Raixa es de gestión y titularidad pública, puede ser visitada y alberga un centro de interpretación de la Serra de Tramuntana.

ALFABIA

Es también una possessió de montaña, situada en la sierra del mismo nombre en Buñola, un pequeño pueblo enclavado en la Serra de Tramuntana. Es una propiedad privada, visitable en la actualidad, que siempre se ha trasmitido por herencia. La casa data del siglo XIII y en ella residía un virrey árabe llamado Ben-Abet, hasta que en 1231 el Rey Jaume I reconquista la isla de Mallorca. En ese momento, prefiere convertirse al cristianismo, conservando así sus propiedades y terrenos.

Conocida la afición musulmana por la gestión del agua, no es de extrañar que la finca se estableciera en uno de los lugares en los que más llueve de toda la isla. Ello hace posible que exista un jardín mediterráneo de más de una hectárea de superficie.

Un elemento a destacar es el denominado Jocs d’aigües o Juego de aguas, del siglo XVIII. Un conjunto de pérgola y columnas, con surtidores a cada lado, que se cruzan entre sí, logrando que el brillo del agua y su murmullo se conviertan en un espectáculo único para los sentidos.

La casa está formada por un conjunto de edificaciones con una estructura que obedece a raíces romano-andalusíes. En ella se encuentran rasgos de estilo árabe, gótico, renacentista, barroco, romántico y rococó. La fachada principal está flanqueada por dos colcadors o poyos, que servían para montar las caballerías. Traspasado el umbral de la entrada, aparece un artesonado almohade de 1170 y restaurado a finales del siglo XX. Está realizado en madera de pino y encina, con incrustaciones que forman bellos y típicos motivos arabescos.

COMASSEMA

La finca de Comassema es la mayor de las diez que conforman el valle de Orient. Se estima que tiene una superficie de más de mil cuarteradas. Una cuarterada es una medida de superficie de tierra agrícola en Mallorca, que equivale a 7.103 metros cuadrados.

El aspecto exterior de la mansión ofrece ciertas connotaciones de fortaleza y casa feudal. Su construcción data del siglo XVI. En la parte alta de la finca, a unos 400 metros de distancia de la casa y junto a un bosque de encinas, en una zona denominada Els Pins de Sa Bassa, se encuentra un talaiot que se conserva en muy buen estado. Es una estructura prehistórica exclusiva de las islas de Mallorca y Menorca, de forma generalmente troncocónica, construida con piedras de grandes dimensiones, colocadas en seco y con una alzada de tres a diez metros.

En la actualidad, Comassema se mantiene en un perfecto estado de conservación. Es toda una referencia en lo que a possessions de montaña se refiere. Se encuentra en uno de los lugares más agrestes y privilegiados de la Sierra Septentrional de Mallorca, la Sierra de Tramuntana. Comassema no sólo constituye una inmersión al pasado productivo del medio rural mallorquín, sino que cuenta con recursos únicos, empezando por un majestuoso olivar con variedades milenarias, una auténtica tafona (un molino de aceite tradicional) de tracción mecánica y una de las mayores albercas de la isla. Hoy en día, Comassema es un lugar con encanto y majestuosidad para celebrar bodas y toda clase de eventos singulares.

SON VIVOT

Está ubicada en Inca. Se trata de unas casas de possessió de grandes dimensiones, articuladas alrededor de un patio parcialmente abierto.

Durante el siglo XVII, Son Vivot se configuró como el núcleo de un conjunto señorial de propiedades, entre las que había varios cobertizos y molinos de agua. En 1636 tenía casas, capilla, bodega, almazara y molino de sangre, estando dedicada a olivares, algarrobos, higueras, frutales, viñedos y cultivo de cereales.

La bodega, que data de principios del siglo XVIII, produjo vino con la etiqueta del Marqués de Vivot entre finales del siglo XIX y principios del XX. En la actualidad, una de las dos partes de Son Vivot es un acogedor agroturismo. Situado en los bajos del Puig de Santa Magdalena, conserva el mobiliario original y la decoración tradicional de la época.

SON COSMET

Es una de las possessions más relevantes del municipio de Campos, en el sur de Mallorca. Los orígenes de Son Cosmet se remontan al siglo XIV. El promontorio en el que se levanta la edificación ya fue habitado en tiempos prehistóricos. De aquella época quedan en la finca restos de un túmulo escalonado y una cueva sepulcral. Árabes y romanos también dejaron su impronta en una huerta, una noria y un pozo, que completan un rico bagaje cultural.

El elemento más característico de la propiedad es la torre fortaleza del siglo XVI, levantada ante la amenaza de ataques e incursiones de los piratas berberiscos. En aquella época asolaron los mares isleños, por lo que era más que necesario un punto de observación en alto, desde el que se otease su presencia. De hecho, desde la torre se llega a divisar la Isla de Cabrera y la práctica totalidad de las 120 hectáreas que conforman la finca. También se atisba una privilegiada perspectiva de la costa, que está encumbrada por la paradisíaca playa virgen de Es Trenc, situada a siete kilómetros de Son Cosmet.

Cabe destacar que Son Cosmet cuenta con cinco elementos protegidos por normas municipales y autonómicas: la torre defensiva, una alberca, los restos talaioticos (de época prehistórica), la cueva sepulcral y los restos de una noria. Son Cosmet es, además, Bien de Interés Cultural por declaración del Consell Insular de Mallorca. En la actualidad, sus viejos muros rehabilitados con técnicas ancestrales albergan un exclusivo hotel con encanto.

SON LLADÓ

La finca Son Lladó es una explotación agrícola en activo. Se encuentra a cuatro kilómetros de Campos, población de gran tradición agraria y a cinco kilómetros de la playa de Es Trenc, el último gran arenal virgen de Mallorca.

Las edificaciones son de finales del siglo XVII. Toma su nombre los nobles que acompañaban al Rey Jaume I en el siglo XIII durante la conquista de Mallorca. En el reparto correspondió en a dos hermanos provenientes de Lladó, población situada en el Alto Ampurdán catalán.

En la construcción, típica de la época, se utilizaron materiales nobles propios de la comarca, como sillares “de marina” (cantera situada a unos 14 kilómetros de distancia), formando bóvedas de crucería para soportar el peso del grano almacenado en la planta piso de la casa. Otros elementos a destacar son las tejas árabes, hechas a mano en Campos, vigas de madera amarades en las aguas salobres de “Es Trenc” o las paredes de piedra de 60 centímetros, para soportar el peso de las bóvedas y aislar del calor, rematadas por jambas, dinteles y esquinas en piedra arenisca de la cantera anteriormente mencionada.

En el año 1999, los actuales propietarios deciden reconvertirla en un agroturismo. Recientemente se ha procedido a la rehabilitación del antiguo pajar de la finca. Este espacio se ha reconvertido en el Ecomuseu Son Lladó, que recupera y muestra parte del Patrimonio Etnográfico Rural de Campos.

SON JAUMELL

Es una possessió que data del siglo XIV y, al igual que otras, era el centro económico del lugar donde se situaban, en este caso de Capdepera, al sureste de Mallorca.

La historia de Son Jaumell no dista mucho de otras possessions que pueblan Mallorca. El interior de sus paredes alberga las aventuras y desventuras de los sucesivos propietarios y habitantes que dejaron su impronta en esta impresionante finca. Primero la nobleza, que llegó de la mano de Jaume I para luchar contra los musulmanes y que luego recibieron tierras y propiedades a cambio. Después el magnate Joan March i Ordinas y, en la actualidad, el grupo Excellence Resorts, que lo gestiona como un hotel de referencia en la isla.

Cabe destacar lo extraño que resulta que en Son Jaumell exista una edificación destinada a los roters, los habitantes más miserables y humildes del pequeño mundo agrario que era la possessió. Normalmente estos negociaban el poder cultivar un trozo de garriga, que el roter limpiaba y cultivaba normalmente con trigo. Solían ser trozos de tierra muy poco agradecidos que estaban alejados de las casas de possessió. Por esta razón se veían obligados a construir sus propias barracas en el bosque, ses barraques de roter, con las piedras que quitaban de en medio de la rota que iban a conrear. De estas piedras también están formados gran parte de los marges que bajan por las laderas de la montaña, un paisaje bello donde se refleja las duras condiciones de vida de estos jornaleros.

Localización

Latitud: 39.487084981687495   |   Longitud: 3.05419921875

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Concurso Turinea - Ruta Ganadora

Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5

Valoracion de los usuarios: 4.7 / 5

EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717