TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • App Rutas Divertidas
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • 2017 Año Mundial del Turismo Sostenible
  • TURINEA Card

Ruta de las Propiedades Rurales Protegidas de la Región de Murcia

UN POCO DE HISTORIA

La diversidad de tipologías de propiedades rurales en Murcia es amplia, respondiendo a diferentes usos, épocas y estilos arquitectónicos. Por encima de todas, destacan las llamadas Casas Torre de estilo barroco popular, originarias mayoritariamente en el siglo XVIII y localizadas en la huerta murciana. Al igual que sucede con las masías catalanas o las possessions mallorquinas, tienen una clara influencia anterior de las villas romanas o de las alquerías árabes. Deben su nombre por su función eminentemente defensiva, para vigilar y advertir sobre las constantes incursiones de piratas berberiscos desde la costa.

También tienen especial relevancia como grandes propiedades las Alquerías, tanto de secano como de huerta. Estaban localizadas principalmente en el campo de Cartagena, de Caravaca o Calasparra.

También destacan Casas Almazara, con vestigios de la antigua almazara como trojes para la aceituna, empiedros o las chimeneas. Y las Casas Molino, ubicadas en antiguos molinos harineros, cuyos orígenes datan del siglo XV. Sus dueños eran habitualmente personajes de la nobleza y se utilizaban para uso de todos los vecinos de las villas cercanas.

Mención aparte merecen otro tipo de construcciones de más reciente construcción en torno al siglo XIX, que responden más bien a tipologías palaciegas, de estilo barroco o modernista. Son las Casas Palacio o las Villas, en este último caso especialmente en el entorno de Cartagena.

FINCA DEL OLMO

Está situada en plena naturaleza, entre los parajes naturales de la Sierra de la Pila y la Sierra del Carche. La construcción, ubicada dentro de la finca, data de hace más de 400 años y conserva su carácter de Gran Hacienda Rural Señorial.

Esta casa señorial fue restaurada en el año 2003, transformándose en la actual Hospedería Finca del Olmo. La entrada principal a la misma está situada donde antiguamente vivían los guarda caseros y, a la izquierda de esta, se encuentra ubicada la casa de los señores. La primera planta de ambas viviendas era utilizada como pajar y es donde, hoy en día, están situadas las habitaciones de la hospedería. En la parte trasera de ambas casas se encontraban los establos, que han sido transformados en la actualidad en el restaurante Casa del Olmo.

CORTIJO DE ROJAS

Fue una vivienda rural construida en 1892. Al principio sólo constaba de una pequeña casa y un corral. Su dueño, el sacerdote don Luis García Mellinas, era conocido en Moratalla con el apodo de “D. Luis Rojas”, dando así nombre a su hacienda. Poco a poco se fueron añadiendo edificaciones hasta completar las cuatro que hay actualmente. La casa Principal y la del Mulero actualmente están dedicadas al turismo rural.

En 1949 fue reestructurado en el modo en el que lo está ahora. A la casa principal se le aumentó la actual cocina, el patio y el edificio de la almazara, cuya maquinaria (molino de aceituna y prensa de aceite) fue traída del Lentiscar, un cortijo cercano. El piso superior fue dedicado a carpintería, pues cualquier cortijo debía tener posibilidad para hacer o reparar muebles y aperos de labranza. También se construyó el edificio que actualmente es salón social, que en su momento fue dedicado a gallinero.

Hubo un tiempo en que eran tantas las personas que habitaban y trabajaban en el cortijo, que quedó un dicho en Moratalla referente a ello: sois más que los de Rojas. Con la llegada de la maquinaria agrícola, Rojas se fue despoblando, hasta quedar exclusivamente como zona de veraneo.

CASA DE PEDRO BARRERA

El cortijo tiene unos 300 años de antigüedad y está situado en un bosque de pinos, rodeado por almendros y árboles frutales. Se encuentra próximo a los pueblos de La Almudema y La Encarnación, muy cerca de la ciudad de Caravaca de la Cruz, conocida como una ciudad de leyenda, reconocida como la quinta ciudad más Santa del Cristianismo.

Fue propiedad del famoso torero murciano Pedro Barrera Elbal. Nacido en Caravaca de la Cruz el 24 de junio 1912, triunfó entre los años 1939-1949.

En la actualidad, se ha transformado en un hotel rural de lujo que ofrece cuatro en-suites dormitorios, salón, comedor, biblioteca, gran piscina y jardines muy cuidados.

TORRE DE ZOCO

Esta hacienda cuenta con una antigua almazara, que perteneció a una familia noble de principios del siglo XVIII. Muy cerca, en la pedanía colindante de La Ñora, se encuentra la Noria, una rueda hidráulica que constituye un Bien de Interés Histórico-Artístico y Cultural de la huerta murciana. Entre Guadalupe y La Ñora se levanta majestuoso el Monasterio de los Jerónimos. Este monasterio, que en siglos anteriores albergó a monjes jerónimos y jesuitas, hoy es la UCAM (Universidad Católica de Murcia).

La hacienda ha sido restaurada manteniendo la esencia de la antigua almazara, que estuvo en uso hasta el siglo XIX. En la actualidad está catalogada como “Casa Torre de la Huerta murciana” y señalada como Bien de Interés Cultural, albergando un restaurante cuya finalidad es ofertar a la ciudad de Murcia un lugar gastronómico diferente dentro de un entorno privilegiado.

CASA LOS BALCONES

Es una casa de labor típica del campo de secano murciano. Una casa familiar, prácticamente autosuficiente para sobrevivir, ya que producía todo lo necesario para el día a día, a la vez que daba trabajo a la gente del lugar. La peculiaridad de esta edificación en concreto, construida en el siglo XVII, es que posee balcones, a diferencia del resto de casas de labor. Y de ahí su nombre. Es una característica no muy normal por la época de su construcción, aspecto por el que todos los lugareños la conocían y la conocen como la Casa de los Balcones.

Mantiene toda su estructura y componentes de la época. Es un edificio de dos pisos, desarrollados a lo largo más que en profundidad. Cuenta con gruesos muros, que dan frescor en verano y aíslan del frío en invierno. El piso inferior se utilizaba para hacer vida y a sus lados se adosaban los corrales y el patio. La parte superior, por su parte, se utilizaba como almacén y dormitorios. En el exterior aún se conservan el palomar, el corral y el aljibe en bóveda, tan característico del lugar y muy necesario en el secano.

Actualmente se mantiene la misma distribución y ha sido reconvertida en Hospedería Rural.

CASTILLO DEL PINAR

Es una construcción que está ubicada en una gran finca, situada a 16 kilómetros al oeste de Cartagena, en el paraje conocido como el Huerto o Finca del Inglés.

La finca fue construida para la compañía que abastecía de agua potable a Cartagena, antes de que llegaran las aguas del Taibilla.

Más tarde fue propiedad del cónsul sueco en Cartagena. Ya en el año 1975 pasó a manos de la familia de los actuales propietarios y fue Inaugurado como restaurante en 1982, un uso que mantiene hasta la actualidad.

VILLA ESPERANZA

En el año 1897, el conocido empresario Sandalio Alcantud Oliver adquirió algunos solares en Barrio Peral con la intención de construir un Palacete. Sandalio era una de las personas más importantes e influyentes de Cartagena a finales del siglo XIX y primeros del XX, donde llegó con apenas 12 años. En muy poco tiempo se convirtió en poseedor de sus propios almacenes.

Villa Esperanza es una construcción en policromía mediterránea indocumentada respecto al autor. Se compone de un bloque central paralelo y dos bloques laterales perpendiculares; es de dos plantas y ático con cubierta a dos aguas muy inclinadas. El interior era un derroche de fantasía, decoración y numerosas obras de arte.

En la actualidad, tras una dura restauración, los actuales propietarios han instalado una cafetería-coctelería que acoge lugares privados de reunión, biblioteca y sala de exposiciones para cualquier amante del arte, la restauración, la literatura y la historia.

LA CASA DEL RELOJ

Fue la villa de recreo de la familia Servet. Esta costumbre de las familias más acomodadas de esta zona del levante español, de trasladarse a quintas para el veraneo, viene de finales del siglo XIX. Es un edificio modernista singular y de gran atractivo con una arquitectura pintoresca de influencia inglesa de moda en los lugares de veraneo. En este sentido, destacan sus agudos tejados, que tendrán una notable influencia en otras quintas del litoral. La casa principal está rodeada por un jardín que recuerda de pleno el interés de la arquitectura decimonónica por integrar espacios abiertos ajardinados con edificios.

Está declarada desde el año 1995 como Bien de Interés Cultural de la Región de Murcia. En su interior destaca la escalera de madera tallada, el artesonado del techo, la capilla de San Sebastián y la sala de billar, que destaca por su original decoración. Está pintada en verde y los motivos decorativos son los típicos de este juego. Los palos se encuentran en las esquinas del techo y hay bolas de billar en toda la moldura.

A nivel histórico, en la casa falleció el primer presidente de la Primera República Española, D. Emilio Castelar y Ripoll. Era amigo de la familia Servet y fue invitado a que se alojara en el palacete con la intención de que mejorara de las dolencias cardiacas.

En la actualidad, tras su reconstrucción, la propiedad es utilizada como restaurante.

Localización

Latitud: 38.14319750166766   |   Longitud: -1.4996337890625

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5
EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717