TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • 2017 Año Mundial del Turismo Sostenible
  • App Rutas Divertidas
  • TURINEA Card
  • Monplanar

Bergara (Gipuzkoa)

Puente Zubieta sobre el río Deba, Bergara

Puente Zubieta sobre el río Deba, Bergara

Es un municipio de la provincia de Gipuzkoa, perteneciente a la comarca del Alto Deva.

Un poco de historia...

Las investigaciones arqueológicas constatan la existencia de monumentos megalíticos de la Edad del Bronce en torno a dos zonas: La estación megalítica de Udala-Intxorta y La de Elosua-Placencia. Se trata de dólmenes y túmulos, que servían como construcciones funerarias. La estructura formada por una cámara funeraria y varias losas de piedra con un montículo de cantos uniformes cubriéndolas. Las excavaciones fueron realizadas en los años veinte, por los pioneros Enrique Eguren, José Miguel Barandiaran y el bergarés Telesforo de Aranzadi.

La primera cita documental sobre Bergara aparece en el año 1050, en una escritura de donación de tierras y manzanales del monasterio de San Miguel de Ariceta, hecha por Sancho al monasterio de San Juan de La Peña.

Cuando Castilla conquistó Gipuzkoa en el año 1200, se inicia un proceso fundacional de villas. Los reyes impulsaron este proceso con varios objetivos: Unir Castilla con los puertos cantábricos y crear vías de comunicación para el comercio. En este contexto, Bergara está situada en el camino de Vitoria a Deba y Getaria. Ha sido por tanto, lugar de mercado y confluencia de trajineros y mercaderes.

Además de establecer núcleos poblacionales fuertes que contrarresten la fuerza de los banderizos Francia y Navarra. Por este motivo Alfonso X concede en 1273 el privilegio de la exención de pecho a los vecinos de la villa. Así pues, Villanueva de Vergara fue fundada por Alfonso X el Sabio en 1268 a fuero de Vitoria. El gobierno municipal lo ejerce el concejo formado por todos los vecinos en el llamado concejo abierto.

En 1348 y 1391 los habitantes de las anteiglesias de Oxirondo y Uzarraga entran a formar parte de la villa, con los mismos derechos y obligaciones que el resto de los vecinos. La guerra de bandos se había trasladado también a las villas; en Bergara, se enfrentaban los Ozaeta y los Gabiria. Para evitar estas parcialidades los Reyes Católicos aprueban las Ordenanzas para el buen gobierno local en 1490. Por otro lado la representatividad de cada uno de los integrantes va variando a lo largo del tiempo y es fuente constante de conflicto entre las partes. Para solucionar este tema se hizo un convenio en julio de 1497 que fue después confirmado por los Reyes Católicos españoles.

En Bergara se celebraba el mercado de trigo tres veces por semana, lo que atraía a gran cantidad de gente y daba pie a otros muchos contratos y negocios. Además de esta función comercial se desarrollarán los talleres dedicados principalmente a la transformación del hierro, los cuchilleros trabajaban en la obtención de armas blancas y crearon su propia cofradía; y también había artesanos dedicados a las armas de fuego dentro de la tradición armera de la cuenca del Deba.

La arquitectura civil se desarrolla porque los nobles, ricos comerciantes y funcionarios del ejército y la administración reconstruyen o edifican sus casas; por ejemplo las casas Ondarza y Eguino-Mallea. También se desarrollan las construcciones religiosas ya que en 1565 el contador Ondarza refunda el Convento de la Santísima Trinidad situado en la calle Goenkale y a finales de siglo se construyó el Colegio de los jesuitas en la actual plaza de San Martín de Agirre.

Durante el siglo XVII continúa la construcción de nuevos elementos urbanísticos como la Casa Consistorial realizada por Lucas de Longa a principios del siglo pasado. En 1626 el bergarés Juan de Irazabal, contador real en Sevilla, regaló a su villa natal, la magnífica escultura del Cristo de la Agonía de Juan de Mesa, que se conserva en la iglesia de San Pedro.

El término municipal se modifica a raíz de la desanexión de Antzuola, que tuvo lugar en 1629; el intento de la anteiglesia de Oxirondo no prosperó, de modo que sigue formando parte de esta villa.

Bergara destaca en el siglo XVIII sobre todo por sus centros de enseñanza; la expulsión de los jesuitas por Carlos III dio pié a la recién creada Sociedad Bascongada de Amigos del País, a solicitar al Rey el Colegio que aquellos poseían en esta villa. Pretendían poner en práctica en este centro de enseñanza sus ideas ilustradas, y lo consiguieron. La calidad de la enseñanza y su alto nivel llenaron sus aulas de alumnos de todo el mundo. También se fundó en 1799 el Colegio de la Compañía de María para niñas, que está en el paseo del Espolón.

Las necesidades de comunicación llevaron a la provincia a emprender la construcción del camino real de coches en el siglo XVIII, que enlazaba Araba con Francia y que pasaba por Bergara.

En el siglo XIX es escenario de las guerras carlistas. Bergara, debido a su lugar estratégico, fue ocupada por las tropas que se alojaban en el edificio del Seminario. Es bien conocido el abrazo de Bergara, que dió fin a la primera Carlistada. Esto no impidió el desarrollo de la industria, en el que destacaba el sector textil (la Algodonera de San Antonio fue creada en 1846) además de la metalurgia, calzado, tejerías etc.

Por otro lado, Bergara es nombrada cabeza del partido judicial, y se construye el edificio del Juzgado, cárceles y escuelas en la plaza de San Pedro, coronado por la escultura de Doña Justa del escultor bergarés Marcial Agirre. Se construye también el Cementerio municipal en Matxiategi, alejándolo del casco de la villa y se urbaniza el paseo del Espolón, que une Bidekurutzeta con el barrio de San Antonio.

El tren llegó a Bergara el 1 de julio de 1888 y se convirtió en importante nudo de comunicaciones.

El edificio del Seminario ampliado por el arquitecto Mariano José de Lascurain acoge al Instituto Provincial de Gipuzkoa, que fue trasladado en 1873 a San Sebastián a causa de la guerra.

Durante el pasado siglo el número de barrios aumentó considerablemente: A principios del siglo XX se crea la empresa Unión Cerrajera de Mondragón, que da lugar a todo el barrio de Altos Hornos. En 1927 los barrios rurales de Angiozar y Ubera, anteriormente pertenecientes a Elgeta, se integran en Bergara. Más adelante, en los años 50 y 60, se edifican los barrios de Martokua, San Lorenzo y Matxiategi ante las necesidades de vivienda a causa de la inmigración, reflejo de la buena situación económica.

Lugares de interés

  • Iglesia de San Pedro de Arizona
  • Casa Aroztegi
  • Casa Arrese
  • Casa número 15 de Artekalea
  • Casa Azkarate Marutegi
  • Palacio Egino-Mallea
  • Juzgado
  • Palacio Errotalde
  • Casa número 3 de Goenkalea
  • Palacio Irizar
  • Casa Jauregi
  • Torre de Olaso
  • Torre de Ondartza
  • Plaza San Martín de Agirre
  • Iglesia de Santa Marina de Oxidondo
  • Torre Moyua
  • Palacio de Ozaeta
  • Palacio Gabiria
  • Casa Consistorial
  • Real Seminario
  • Hórreo de Agarre
  • Iglesia de Elixamendi
  • Iglesia de San Miguel Arcángel de Amguiozar
  • Iglesia de San Andrés de Elosua

Localización

Latitud: 43.117588   |   Longitud: -2.413366

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5

Contacto

Bergara
Dirección postal: San Martin Agirre plaza, 1 20570 Bergara (Gipuzkoa)
Teléfono: (+34) 943 779 100 / (+34) 943 779 128
Fax: (+34) 943 779 163
Correo electrónico: turismo@bergara.net
Web: www.bergara.net

EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717