TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • Monplanar
  • Concurso Turinea, información

Santuario de la Virgen de la Vega

Santuario de la Virgen de la Vega

Santuario de la Virgen de la Vega

Aproximadamente a 1 km. al sur de Cimanes y a unos 700 m. al este de la N-630, se erige este santuario sobre cimientos del siglo X, que en otros tiempos soportaron un armazón de madera que sostenía el tejado o cubierta. En el siglo XIII, se realizó una enorme reforma que dividió el cuerpo en tres naves con arcos, columnas y bóvedas. Es de suponer que ya anteriormente, existiese en el lugar un santuario anterior, y pudiera ocurrir que, a su vez, se asentara sobre ruinas romanas.

En el siglo XIV se adosó al cuerpo de iglesia el pórtico de entrada, cuyos arcos, de líneas ojivales, no guardan armonía con el resto del santuario, de origen románico. En el siglo XVI soportó la última reforma importante, agrandándose todo el bajo del presbiterio o crucero y el ábside de la nave central, de forma semicircular; el crucero está rematado, en su parte superior y central, por una hermosa cúpula en forma ovoidal, ricamente labrada en su concavidad, sobre escayola, con cuatro grandes ojos de buey que dan luz al santuario.

De la misma época es la sacristía, embovedada y adosada al ábside por la parte meridional, y la torre cuadrada que se alza altiva y esbelta en la parte norte y central de la ermita. Toda esta reforma en piedra labrada y pulimentada. Los discípulos de Berruguete adornaron su ábside semicircular con bellas esculturas y tablas de factura delicada.

El retablo que presidió el altar mayor, según Gómez Moreno, era de estilo Berruguete, estaba bien conservado finas tablas de grotescos, trofeos, figuras mutiladas, etc. en frisos, pedestales, columnas y orejeras y las armas de Pimentel (Conde de Benavente, general que asistió a la toma de Granada por los Reyes Católicos -Rodrigo de Pimentel) y Enríquez, dentro de corona, aludiendo a los sextos condes de Benavente. Se compone de Banco, dos cuerpos y ático : en el primero había apóstoles de relieve hasta medio cuerpo; en lo demás se distribuían nueve tablas pequeñas con asuntos del Evangelio inspiradas también en Berruguete y, aunque incorrectas siempre, sus composiciones ofrecían novedad, viveza de actitudes y asesorías interesantes, en especial la de la Epifanía.

Desgraciadamente, la ermita fue objeto de robo en 1976 y felizmente se recuperaron por la policía madrileña, en Julio del mismo año, siete óleos, cinco frisos, y cuatro relieves del siglo XVI y pertenecientes al retablo principal, obra de un discípulo de Berruguete; en cuanto a los motivos de los óleos : "El nacimiento de la Virgen", "El nacimiento del niño Jesús", "La anunciación de la Virgen", "La visitación de la Virgen a santa Isabel", "Adoración de los Reyes Magos" "Presentación del Niño en el Templo" y "Descanso en la huída a Egipto". Los relieves recuperados representan a los apóstoles. La autenticidad de las obras fue confirmada por la Dirección General de Bellas Artes. Este hecho, unido a las reformas del Concilio Vaticano Segundo, en la que se modificó la ubicación de los altares, apartaron el retablo del lugar que ocupaba y se encuentra guardado en la iglesia de San Andrés. Las naves laterales también concluyen en sendos retablos, igualmente interesantemente decorados y adornados de pequeñas estatuas.

Está orientada al este. La imagen de la virgen probablemente sea del siglo X y ,con toda seguridad, anterior al siglo XII y pudiera tratarse de una copia más o menos fiel de la imagen que presidiera el santuario primitivo. Se trata de una talla de madera, en posición sentada, de ochenta centímetros de altura y treinta de base en su peana; tiene el niño sobre las rodillas, de frente y en el centro, sostenido por la mano izquierda de la virgen y en la otra mano tiene una piedra; el niño tiene la mano izquierda sobre la mano de la madre y en la derecha también una piedra. El manto de la virgen y el vestido del niño están pintados de una pintura de oro finísimo dado a la plancha, el resto de pintura. También la imagen fue objeto de robo , aunque afortunadamente se recuperó pronto, aunque en las aguas del río Tormes, por lo que resultó dañada y hubo que someterla a restauración. En la actualidad su sede la ocupa habitualmente una réplica de escayola y sólo es exhibida en grandes solemnidades. Hay que destacar, igualmente, las andas que han portado desde hace tiempo la imagen de la virgen. Son del siglo XVI al XVIII, de madera muy pesada, ricamente decoradas y rematadas con pelícano, como símbolo de la Eucaristía, en su cúpula sostenida por cuatro columnas; la concavidad de la mencionada cúpula está decorada con los atributos del Espíritu Santo.

Según D. Amador Llamas, párroco que lo fue hasta su reciente fallecimiento de la parroquia de Cimanes y que cita a otros autores- existía antes de la famosa batalla del Mato o Polvoraria. Es de suponer que este hecho, al que se le atribuye la intervención mariana, incrementaría y fortalecería su devoción y la cofradía de su nombre llegó a contar -según D. Amador-, con más de 10.000 socios en ambas Castillas. La cuota de sus socios estaba en proporción a su peso, ya que se abonaba en valor de trigo el peso de cada uno, aunque podía hacerse en especie o en dinero. Del cobro o recogida del grano se encargaba un ermitaño que residía en las inmediaciones y cuyos ingresos financiaban el mantenimiento de dos hospitales de los Santos Mártires para asistencia de los peregrinos, que se ubicaban al sur, en las proximidades, y al norte de la ermita, dentro del actual pueblo de Cimanes. Anteriormente, del cobro y gestión de las ofrendas debieron encargarse las religiosas de un convento situado en las inmediaciones.

La devoción a la Virgen de la Vega ha sufrido altibajos a lo largo del tiempo. En un principio se celebraba una fiesta en su honor el lunes después del domingo In Albis o de Quasimodo. Más tarde se pasó al 8 de Septiembre y hubo momentos en que sólo se celebraba en Benavente. A partir de 1924 se fijó el primer domingo de Mayo y, en la actualidad, se festeja el segundo domingo de este mismo mes.

En tiempos pasados, la imagen de la Virgen era llevada en procesión por los pueblos de la comarca y el domingo acudían todos al Santuario. Actualmente se celebra un novenario en la Ermita, al que acude cada día uno de los pueblos de la comarca -incluido Benavente-, y el último lo hace Cimanes, el día de la fiesta. Este día se celebra una misa solemne por la mañana y, por la tarde, tiene lugar una procesión con la imagen por los alrededores del santuario, turnándose los pueblos en portar las andas. Suele haber gran asistencia, favorecido por la pradería de sus inmediaciones. Frecuentemente actúan grupos de danzas y, a veces, se celebra un ramo en honor de la Virgen.

La Virgen de la Vega forma parte del escudo de Benavente. Desgraciadamente, la Ermita ha sufrido algunos asaltos, incluso la propia imagen fue sustraída y, felizmente recuperada, aunque dañada, al aparecer en las aguas del río Tormes.

El enclave del santuario ya fue en la antigüedad núcleo destacado de población, posiblemente la urbe romana de Brigaecium y continuó teniendo importancia en tiempos posteriores, incluidos los de la repoblación, tras la invasión árabe.

En esta época existió en el lugar un palacio, en el paraje denominado Prado Palacio, que debió pertenecer a Dª Urraca, no se sabe si la reina o alguna sobrina, incluso a la condesa Dª. Sancha, la que actuaría, siguiendo la tradición, como abadesa o responsable del convento de religiosas ubicado en las inmediaciones. Con posterioridad, se levantaron dos hospitales de peregrinos en las proximidades de la ermita.

Todo ello presupone la existencia de un gran núcleo de población importante alrededor del santuario. D. Amador Llamas la cifra en unos 25.000 habitantes, aunque, posiblemente, se estaría refiriendo a toda la comarca, incluida la entonces floreciente Benavente. Las excursiones militares de Almanzor -año 1000- arrasaron la zona y el convento fue quemado –al parecer- con las monjas dentro, destruyendo, con toda probabilidad, las fuentes documentales de toda una comarca y de toda una época. Se desconoce cuando se produce el despoblamiento definitivo del entorno próximo de la ermita. A este despoblamiento seguramente colaborarían las habituales visitas del río Esla, que solía salirse de madre e inundaba toda la vega, provocando el reforzamiento del pueblo de Cimanes, más elevado, en detrimento de dicho enclave y arrastrando con su empuje vestigios antiguos.

Desde la aparición del cristianismo en la zona, estuvo ligado a la capital Astúrica (Astorga). Cuando se produce la reconquista por los reyes asturianos, la comarca pasó a depender de la diócesis de Oviedo, continuando en esta dependencia hasta 1955 en que se adscribió a León, mientras que los pueblos de la provincia de Zamora lo hicieron a su Diócesis geográfica. La Diócesis de Oviedo se dividió en Arcedianatos, a cuyo frente estaba el Arcediano, miembro cualificado del cabildo de S. Salvador (futura Catedral). El primer Arcedianato en crearse fue el de Oviedo en 1117 y el segundo el de Benavente, en 1182 y que comprendía desde Valencia de D. Juan hasta Benavente, dividiéndose en tres Arciprestazgos, Valencia de D. Juan, La Vega de Toral -al que pertenecía Cimanes- y Benavente.

Desgraciadamente en el Libro Becerro de la Catedral de Oviedo faltan los datos correspondientes al arciprestazgo de la Vega. Como datos de interés podemos citar : -En el siglo XII se establece, como obligatorio, el pago de los diezmos (décima parte de ingresos) por parte de los feligreses. - Para la visita del Obispo o Arcediano a las parroquias, se aprueba el impuesto de procuraciones . D. Gutierre, famoso obispo, establece en 1380 para el total de las parroquias del Arcedianato la cantidad de 37 maravedíes. En 1955, al pasar a depender de la diócesis de León, se procedió a recoger la documentación correspondientes a las parroquias de la Provincia de León. Se encontraba en muy mal estado en un gallinero. Hoy se está recuperando.

Localización

Latitud: 42.122164   |   Longitud: -5.598564

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5

Contacto

Santuario de la Virgen de la Vega

Rutas relacionadas

EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717