TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • App Rutas Divertidas
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • 2017 Año Mundial del Turismo Sostenible
  • TURINEA Card

Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l`Obac

Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l`Obac

Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l`Obac

El Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac se encuentra entre las comarcas del Bages y del Vallès Occidental, entre el río Llobregat, al Oeste, y el río Ripoll, al Este. El parque natural está formado por las dos cordilleras que le dan nombre y que se unen al Collado de Estenalles. Su paisaje, de apariencia árida, de altos riscos y con una vegetación formada básicamente por encinares y pinares, extendida entre rellanos de la montaña o encajada entre cañadas y canales, ofrece, también, un rico patrimonio cultural como testigo del establecimiento humano a lo largo de los siglos. Los picos más altos son la Mola (1.103 m), en la que se encuentra el monasterio románico de Sant Llorenç, que da nombre al macizo, y Montcau

El macizo de Sant Llorenç del Munt se encuentra al Norte de la ciudad de Terrassa; emerge de la Depresión del Vallès y alcanza los 1.103 m en la Mola. El macizo forma junto a Montserrat y los riscos de Gallifa, entre otros, la vertiente continental del Sur de la Depresión del Ebro.

El conjunto orográfico destaca del resto de montañas catalanas por su peculiar silueta marcada por las cumbres de la Mola y el Montcau.

La vegetación característica del parque natural es el encinar, por encima de los 800 metros aparecen otras especies propias de lugares húmedos como el mostellar, el boj y el roble -que forma algunos bosques muy interesantes-, mientras que en altitudes inferiores se mezcla con pinos y arbustos mediterráneos como el brezo y el madroño.

La base del macizo está ocupada por pinares de pino blanco, que en las zonas más sombrías se sustituyen a menudo por el pino albar o silvestre y el pino negral.

En los canales más sombríos aparecen clapas ocupadas por avellanos donde se protegen plantas propias de la región centroeuropea, que forman los reductos más meridionales de su distribución. En los pedregales y en los riscos crecen diversas plantas de gran interés, típicas de lugares secos y con poco suelo.

La existencia de grandes masas forestales alternados con riscos y acantilados ofrecen unas condiciones óptimas para el refugio, la cría, la hibernación y el paso de numerosas especies vertebradas. Por la gran variación de ambientes ecológicos habitan desde rupícolas hasta los animales de cultivos cercanos a las masías, pasando por la fauna propiamente oquedal, se contabiliza cerca de doscientos vertebrados.

Entre sus especies cabe destacar la presencia del jabalí, ardillas, conejos, garduñas, jinetas, zorras y tejones. Les aves representan el grupo más numeroso de los vertebrados del macizo. Las más comunes son el mirlo, la paloma torcaz, el arrendajo, el petirojo y los herrerillos, que crían. En la parte baja del macizo abundan el pinzón, el jilguero, los escribanos, la abubilla y el tordo, que anida en uno de los límites más meridionales de la Península.

De vez en cuando, se observan rapiñadoras como el águila perdicera, gavilanes y azores, entre otros, y diversos falcónidos, así como el buitre y el águila dorada.

El Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac es un espacio protegido con un importante interés ecológico y paisajístico, además de las formas culturales que se desarrollaron en el parque y hacen de él un lugar de notable interés histórico-cultural.

El establecimiento humano en el macizo de Sant Llorenç del Munt es conocido desde la prehistoria por un considerable número de importantes yacimientos encontrados en cuevas y abrigos naturales que manifiestan que el macizo fue escogido por el hombre prehistórico como lugar donde establecerse.

El período que ha dejado una huella más profunda es la Alta Edad Media, época en que se empezaron a formar en el entorno del macizo la mayoría de los núcleos habitados que constituyen los pueblos y ciudades actuales.

Lo más destacable de esta época son las iglesias románicas y, muy especialmente, el monasterio de Sant Llorenç del Munt, construido en la cima culminante de la Mola.

Localización

Latitud: 41.652393   |   Longitud: 2.020683

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5

Contacto

Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l`Obac

EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717