TURINEA
Turismo Temático
¡Más de 400 Rutas a descubrir!
Síguenos en: Síguenos en Google+ Síguenos en Facebook Visita nuestro Instagram Síguenos en Flickr Síguenos en Twitter Síguenos en Youtube Podcast de Turinea
  • App Rutas Divertidas
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • Museo del Vino Pagos del Rey
  • 2017 Año Mundial del Turismo Sostenible
  • TURINEA Card

Tras las huellas del pasado industrial en la Ría de Bilbao

La Ría ha sido el eje de la actividad portuaria, minera e industrial de Bizkaia. La gran transformación vivida en los últimos años le otorga un importante potencial turístico. Este atractivo se debe no sólo a los nuevos recursos culturales, a la reconocida regeneración urbana y medioambiental, sino también al aprovechamiento de un importante patrimonio industrial, como puede ser el caso del Horno Alto de Sestao.

En este contexto deben destacarse iniciativas como la “Ruta entre el Hierro y el Arte”, los recorridos turísticos en barco, Museos como Rialia, el Puente Colgante y su consideración como Patrimonio de la Humanidad, incluso disponemos de buenos ejemplos de “arqueología industrial”. Algunos de sus edificios e instalaciones están en plena actividad; otros son testigo de la tradición industrial. Todo ello vertebrado por una Ría que, tres décadas después del arranque del Plan Integral de Saneamiento, se ha recuperado tanto para el ocio como para el turismo.

Esta Ruta recorre la margen izquierda de la Ría, constituida por un continuo urbano de aproximadamente 15 kilómetros. Empezamos este recorrido por Santurtzi para finalizar en Bilbao.

SANTURTZI

La villa de Santurtzi destaca su puerto pesquero, la recientemente reformada Lonja de Pescado a la que se le ha añadido vocación turística, el paseo marítimo o bien el Museo de Esculturas al Aire Libre. También podemos visitar los palacios Oriol y del Marqués de Casa Torre.

PORTUGALETE

Destaca en primer lugar el Muelle de Hierro, de 1877 cuando, para solucionar el problema de la barra de arena en la desembocadura de la Ría, Evaristo Churruca prolongó el muelle de Portugalete con un armazón metálico de 800 m de longitud, cuya parte superior tenía 6 m de anchura y era de madera. Hoy es un espléndido paseo cuyo inicio lo marca un curioso mareómetro.

Por supuesto, está su seña de identidad, el emblemático Puente Colgante o Puente de Bizkaia, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2006. Es el primer monumento reconocido como tal por su condición de industrial. Es obra de Alberto de Palacio, de 1893. Es el puente transbordador más antiguo del mundo y hoy sigue en pleno funcionamiento: cada año pasan por él casi seis millones de viajeros. La estructura mide 45 metros de altura y 160 de longitud. Se trata de una obra revolucionaria, ya que fue el primer puente transportador del mundo que permite al mismo tiempo la navegación por el río, gracias a su barquilla suspendida que se desplaza de una orilla a otra. Esta técnica fue después utilizada en muchos puentes similares de Europa, África y América.

Muy cerca, siguiendo el paseo, nos encontramos con Rialia, el Museo de la Industria. Antes habremos pasado por la estatua en honor a Victor Chávarri, contemplando lo que fue su gran obra: AHV. También tenemos que destacar la antigua estación de tren de La Canilla que hoy alberga diversos servicios municipales.

SESTAO

Si seguimos por el paseo a orilla de la Ría alcanzaremos los restos de un antiguo cargadero de mineral. Justo enfrente nos marca el camino la inconfundible figura del Horno Alto, restaurado recientemente y que se puede contemplar desde una vía que a modo de mirador nos deja a escasos metros.

Fue la clave del éxito industrial del País Vasco. A principios de 1880 se hizo una importante inversión por parte de diferentes capitalistas, para construir las “modernas” fábricas de San Francisco, la Vizcaya o Altos Hornos de Bilbao, con lo que empezó la era del acero. La unificación de las primeras empresas creadas, en 1901, daría lugar a Altos Hornos de Vizcaya.

Continuando la carretera enseguida llegamos al edificio de la antigua escuela de aprendices de AHV.

Un paseo por La Galana, con sus balcones corridos, y El Sol nos permite ver buenos ejemplos de casas obreras. Otros ejemplos son las casas de La Aurora y de La Humanitaria.

Siguiendo hacia Barakaldo podemos contemplar desde el improvisado mirador en el que se ha convertido la carretera las actuales fábricas que han ido ocupando los terrenos cedidos por AHV. Destaca Vicinay Cadenas. Siempre sin perder de vistas las grúas de La Naval. Son los Astilleros del Nervión, de 1890. Nace para construir un pedido de tres buques de guerra. En 1916 se convierte en la Naval de Sestao.

BARAKALDO

Primero nos encontraremos con el Edificio Ilgner. Es una construcción de hormigón de 1927 que albergaba una subestación con dos grupos Ilgner de transformación eléctrica. Hoy en día es un vivero de empresas cuya restauración permite contemplar en su interior diversos elementos como la dinamo y cuadros eléctricos de la época.

Le siguen las antiguas oficinas de AHV. Están conformadas por dos edificios anexados, ambos de Manuel Mª Smith, el primero en 1911 de estilo secesionista y el otro en 1946 de planta mariposa.

Continuando el paseo, llegaremos hasta el cargadero de la Orconera Iron Ore en Lutxana. De los veinte cargaderos de mineral que tuvo la ría, sólo queda éste en pie. Los cargaderos suponían el punto final de una cadena de extractiva que se iniciaba con el laboreo en las minas. Los ferrocarriles que llevaban el mineral desde los Montes de Triano y Galdames tenían sus cargaderos en la Ría, en Barakaldo y Sestao.

La mayoría de los cargaderos consistían en una estructura apoyada en la ría, tipo palafito, de madera tratada, que soportaba unos raíles en pendiente por los cuales las vagonetas llegaban hasta el extremo volado de la estructura, volviendo por una segunda vía tras volcar manualmente la carga. El mineral caía por una tolva a un vertedero sostenido por un castillete por el que se deslizaba a la bodega del barco.

Continuamos por Lutxana contemplando tanto restos de antiguas fábricas como otras en funcionamiento para entrar en Bilbao a la altura de Zorroza.

BILBAO

Entre el numeroso patrimonio industrial de interés, tenemos que destacar los Grandes Molinos Vascos, Zorroza. 1924. Entrró en servicio en 1925 y sólo estuvo en activo 4 años, sobre todo a causa del incremento del precio del trigo.

Está construido completamente en hormigón como torre neoregionalista levantada sobre el solar del Astillero Real de Zorroza, del que aún se puede ver la cordeleria.

Talleres de Zorroza. 1898. Situado entre la ría y el Cadagua. Empresa dedicada a las construcciones metálicas.

El paseo sigue remontando la Ría por Olabeaga, donde podemos apreciar los restos del antiguo depósito de agua, la fábrica de jabones y ya en la orilla de enfrente Zorrozaurre con su mezcla de edificios industriales y palacetes.

Paralelos a nuestro paseo discurren los trazados del ferrocarril de cercanías Bilbao-Santurtzi y la línea de Vía estrecha de La Robla (FEVE).

Alcanzamos las instalaciones de los antiguos Astilleros Euskalduna, de 1900. Nacieron con el fin de reparar y mantener la flota de un grupo de navieros vascos. Hoy forman parte del Museo Marítimo de Bilbao. Entre sus elementos destacables figuran los diques secos y la grúa Carola, de 60 m de altura y construida en 1954.

En Bilbao tenemos numerosos recursos pertenecientes a nuestro patrimonio industrial. Si nos centramos en los ubicados a orillas de la Ría, además del emblemático edificio de El Tigre, no podemos olvidarnos del Puente de Deusto. 1936. Obra de Ignacio Rotaeche y José Ortíz de Artiñano, supervisado por Ricardo Bastida. Se diseñó una estructura sobreelevada sobre ambas orillas realizada en hormigón armado de 500 m de longitud y 25 de anchura que salvaba el trazado del ferrocarril a Portugalete, en la margen izquierda y el tradicional camino de sirga en la derecha. El puente en sí es una estructura metálica de dos hojas levadizas de 48 m de largo por 20 de ancho que se levantan hasta alcanzar los 71º20’. El puente fue dinamitado y reinaugurado en 1939.

Finalizamos nuestro recorrido junto a los restaurados restos del tinglado de Sendeja-Arenal, de 1894. Evaristo Churruca construyó numerosos tinglados portuarios como almacenes de mercancías para protegerlas de la lluvia. Eran estructuras metálicas ornamentadas de 6 metros de altura, con pilares estriados y capiteles, tejas de hierro y suelo de madera. Estaban situados en los paseos públicos. Existieron tres en la margen derecha: muelle del Teatro, (trasera del Arriaga), La Salve y los de la Sendeja-Arenal, y dos en la izquierda: Ripa y Uribitarte. Quedan en pie los de Sendeja-Arenal.

Localización

Latitud: 43.323092   |   Longitud: -3.016845

Comentarios

Inicia sesión o regístrate para poder publicar un comentario.


Compartir

Valoraciones / Comentarios

Tu valoración :

Valor 1 Valor 2 Valor 3 Valor 4 Valor 5

Valoracion de los usuarios: 5.0 / 5

EatGipuzkoa - Reserva online de restaurantes
Turinea

Es un producto de HAIZELAN S. Coop.

Plaza Celestino María del Arenal, Nº 3º - 4º Trasera 48015 Bilbao - Bizkaia

Teléfono [+34] 944 967 717